Edgard Gamboa, para su pieza Altar, intervino una escultura de la Santa Muerte, confrontando este icono popular de México con otros emblemas del capitalismo y globalización del mundo occidental. Posteriormente, realizó diversas intervenciones que consistieron en realizar tres altares público-privados en tres tiendas de productos esotéricos de “la Coahuila” (zona de tolerancia) de Tijuana, Baja California.

Su obra es un híbrido de opuestos, que más que contrarios se complementan. El culto religioso y la santería, la fe y la desesperanza, lo económico y lo místico.

Crítica, por un lado, la forma de vida que el sistema imperialista nos ha impuesto, donde el capital y el consumo tienen el valor más alto, y por otro evidencia la fervorosa creencia de que rendir culto a la Santa Muerte, asegura para quien lo practique, un gran “paro” en diversos terrenos.

Transfiguración, apropiación, mestizaje y posmodernidad se conjugan en esta pieza.

 



http://1.bp.blogspot.com/_XmKDkLRVrhM/S-o3c1Z10VI/AAAAAAAABI0/S0nEwulQtCY/s1600/21.jpg